Aromaterapia y Belleza natural

Hidrolatos

Qué son los hidrolatos

Si asistimos a la destilación de una planta, veremos como emergen dos productos muy valiosos pero bastante diferentes entre sí; por una parte el aceite esencial y por la otra el hidrolato, o sea, el agua impregnada de las mismas moléculas aromáticas que los aceites esenciales. 

Por consiguiente, los aceites esenciales y los hidrolatos son concentrados de la misma planta de la que provienen además de presentar principios activos y efectos terapeúticos similares. 

Sin embargo, los hidrolatos contienen una concentración de principios activos claramente inferior a la de los aceites esenciales, pero en comparación, cuentan con la ventaja de ser hidrosolubles y no presentar ninguna contraindicación. 

Los hidrolatos no sólo no son irritantes sino que además en su mayor parte son antinflamatorios y alivian irritaciones, y su aroma es delicado, suave y natural,  por lo que resultan muy útiles si se utilizan con bebés, niños, ancianos y animales, o problemas cutáneos como pre-tratamiento en el cuidado natural de la piel.


 


Sus usos en el cuidado de la piel

Además de sus asombrosos usos terapéuticos, los hidrolatos son efectivos en el cuidado diario de la piel, realizando un re-equilibrio del PH natural y aportando un aroma exquisito. De entre sus variados usos destacamos tres para el cuidado externo de la piel;

Limpiador: en el caso de no aplicar maquillaje en el rostro, el hidrolato es un perfecto limpiador que puede utilizarse tanto por la mañana como por la noche.

Tónico: utilizado cómo tónico, ¡veréis que sensación de frescor! , no necesitan dilución y pueden aplicarse directamente sobre la piel sin riesgo. En sí mismos son un tratamiento.

Base para el aceite facial: los aceites faciales se deben aplicar, y se absorben mejor, sobre una base húmeda. Pulverizar el rostro con el hidrolato y a continuación extender el aceite facial. 




 


Variedad de Hidrolatos

Existe una gran variedad de hidrolatos; Manzanilla, Lavanda, Pino, Rosas, Bergamota, Arbol del té, canela, Ciprés, Hamamelis, Jara de Ládano, Incienso, Ylang Ylang, Zanahoria, Romero, etc. 

Algunas indicaciones:

Lavanda; Couperosis, piel irritada y caliente, quemaduras solares...

Azahar; Regenerador todo tipo de piel. 

Rosas; Calma rojeces y couperosis, tónico de las pieles secas, calma reacciones alérgicas, eccema, irritación y dolor ocular, cuidado del bebé. Armonizante de las pieles grasas

Arrayán o Aciano; Acné, dolor ocular, micosis cutánea.

Jara de Ládano; Cicatrizante, antiarrugas y regenerador cutáneo, reconstituyente y cicatrizante en caso de acné. 

Incienso; Pieles fatigadas y arrugas, revitaliza la piel. 

 

En cabina y venta disponemos de los hidrolatos de Oshadhi y Terpenic 100% naturales. Extraídos cumpliendo con los certificados de producción orgánica, 100% puros y no contienen ningún tipo de aditivo (ni natural ni sintética). No han sido cortados con agua o con alcohol ya que perderían sus valiosas propiedades. Composición 100% de la planta botánica de la que proceden.




Información extraída del libro  "Hidrolaterapia, Terapia de las aguas florales" de Lydia Bosson,  y Oshadhi





Correo
Llamada
Asignación
Instagram